Espanol

Viva la experiencia del parque

El Parque Nacional Banff es un territorio vasto e indómito que quiere ser explorado. Los animales salvajes rondan por los valles, las águilas vuelan sobre las Montañas Rocallosas canadienses y los arroyos de agua pura fluyen hacia los ríos desde 1,000 glaciares. Hace cientos de años los primeros que descubrieron su belleza fueron los nativos, seguidos rápidamente por exploradores, cartógrafos y alpinistas. Incluso las celebridades más extravagantes o miembros de la realeza han aparecido por ahí. Y ahora usted.

Escale las mismas montañas, reme en los ríos e inhale el aire. Eso es alpinismo puro. La gran cantidad de aventuras, tanto bajo techo como al aire libre, son tan difíciles de contar como los picos que se extienden en la distancia. Esquíe, vaya de compras, disfrute de un spa, aprenda la historia del lugar en museos y galerías de arte, o pasee por uno o dos senderos de excursionismo. En Banff y en Lake Louise las posibilidades son ilimitadas.

Elija su alojamiento

No será fácil conformarse con uno solo. El lugar donde pase la noche en el Parque Nacional Banff puede ser una experiencia alpina extraña por sí misma. Pase la noche a la intemperie acampando en lo profundo de la naturaleza o consiéntase en un resort de cinco estrellas. Elija entre una cálida posada con desayuno en Banff, una cabaña rústica en el poblado de Lake Louise o un hotel de cualquier rango de precios. Tal vez sus gustos se orienten hacia algo más especial como una posada íntima y lujosa, un hostal o una remota cabaña en la montaña a la que sólo se pueda llegar a pie, esquiando o a caballo.

Haga su itinerario a su gusto, o establezca una cómoda base para su hospedaje y muévase desde ahí. Comience contactando a nuestros agentes de reservaciones locales y ellos le darán indicaciones.